Extranjería

Asistimos a nuestros clientes tanto con vistas a la celebración de la entrevista de solicitud de protección internacional (mal llamada, “solicitud de asilo”), así como en toda la fase de instrucción del expediente de protección internacional. Posteriormente, dependiendo del resultado de dicha solicitud, también nos podemos encargar de recurrir tanto en reposición como en vía contencioso-administrativa ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, y, en última instancia, ante el Tribunal Supremo.

Este tipo de solicitud se puede formular por cuenta de los extranjeros que acrediten ser inversores, emprendedores, profesionales altamente cualificados, investigadores, o trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales dentro de la misma empresa o grupo de empresas.

Asistimos a inversoresa solicitar y/o renovar visado de residencia para inversores, así como a solicitar y/o renovar la autorización de residencia para inversores, también conocida como “Golden Visa”, la cual puede concederse en alguno de los siguientes supuestos:

  • Adquisición de bienes inmuebles por importe superior a 500.000 euros.
  • Inversión igual o superior a 1.000.000 de euros en acciones o participaciones sociales de sociedades de capital españolas con una actividad real de negocio.
  • Inversión igual o superior a 1.000.000 de euros en fondos de inversión, fondos de inversión de carácter cerrado o fondos de capital riesgo constituidos en España.
  • Inversión igual o superior a 1.000.000 de euros en depósitos bancarios en entidades financieras españolas.
  • Un proyecto empresarial que vaya a ser desarrollado en España y que sea considerado y acreditado como de interés general, valorándose positivamente que reúna al menos una de las siguientes condiciones: a).- creación de puestos de trabajo; b).- realización de una inversión con impacto socioeconómico de relevancia en el ámbito geográfico en el que se vaya a desarrollar la actividad; o c).- aportación relevante a la innovación científica y/o tecnológica.

    En lo que se refiere al colectivo de emprendedores, asistimos a nuestros clientes a solicitar visado de entrada y estancia para inicio de actividad empresarial, así como autorización de residencia. Este tipo de permiso se concede a los extranjeros, (no pertenecientes a la Unión Europea), que vayan a iniciar, desarrollar o dirigir una actividad económica y empresarial como emprendedores.

    Asimismo, también tenemos experiencia en la obtención de autorizaciones de residencia para profesionales altamente cualificados o para trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales, dentro de la misma empresa o grupo de empresas, deberán solicitarse por las empresas, siempre y cuando reúnan los requisitos legalmente exigidos.

    Por último, asistimos a investigadores extranjeros que pretendan entrar en España, o que, siendo titulares de una autorización de estancia y residencia, deseen realizar actividades de formación, investigación, desarrollo e innovación en entidades públicas o privadas. Este tipo de autorización de residencia podrá concederse para investigación a nivel nacional o para la Unión Europea.

Asimismo, a la finalización de los estudios, asesoramos a nuestros clientes acerca de cómo modificar la tarjeta de estudiante por tarjeta de residencia y trabajo, bien por cuenta ajena (solicitud instada por el empleador que desea contratar a un trabajador extranjero en situación de estancia por estudios, investigación, formación o prácticas), bien por cuenta propia (solicitud instada por el propio estudiante, detallando su proyecto empresarial).

La autorización de estancia por estudios habilita a los estudiantes a permanecer en España por un período superior a noventa días para la realización o ampliación de estudios en un centro de enseñanza autorizado en España, en un programa a tiempo completo, que conduzca a la obtención de un título o certificado de estudios.

Asimismo, asesoramos a los familiares de los estudiantes, al objeto de que puedan obtener un visado que les permita acompañar al estudiante durante su estancia en España, si bien dichos familiares no podrán realizar actividades lucrativas.

En el supuesto caso de que el estudiante opte por modificar la tarjeta de estancia por la de residencia y trabajo (por cuenta ajena o por cuenta propia), también cabe la posibilidad de solicitar autorización de residencia por reagrupación familiar.

Por medio de la presente solicitud, los estudiantes extranjeros que estuvieran estudiando en otro país de la Unión Europea durante el último semestre, podrán entrar en España con la tarjeta de estudiante del citado país, y, una vez en España, podrán solicitar la autorización de estancia por movilidad de alumnos.

La autorización de residencia no lucrativa es una autorización que, como su propio nombre indica, autoriza a los extranjeros a residir en España sin realizar actividad laboral. Dicha autorización se solicita ante la misión diplomática u oficina consular española en cuya demarcación resida el extranjero.

El expediente se inicia en España cuando el extranjero reagrupante tenga autorización para residir en España durante un año como mínimo y solicitado la autorización para residir por, al menos, otro año.

El extranjero podrá reagrupar con él en España a los siguientes familiares:
a) Su cónyuge, siempre que no se encuentre separado de hecho o de derecho y que el matrimonio no se haya celebrado en fraude de ley.
El extranjero residente que se encuentre casado en segundas o posteriores nupcias sólo podrá reagrupar con él al nuevo cónyuge y sus familiares si acredita que la disolución legal de sus anteriores matrimonios.
b) La persona que mantenga con el reagrupante una relación de afectividad análoga a la conyugal (pareja de hecho), cuando:
1.º Dicha relación se encuentre inscrita en un registro público establecido a esos efectos, y no se haya cancelado dicha inscripción; o
2.º Se acredite la vigencia de una relación no registrada, constituida con carácter previo al inicio de la residencia del reagrupante en España.
c) Sus hijos o los de su cónyuge o pareja, incluidos los adoptados, siempre que sean menores de dieciocho años en el momento de la solicitud de la autorización de residencia a su favor o tengan una discapacidad y no sean objetivamente capaces de proveer a sus propias necesidades debido a su estado de salud.
En el supuesto de hijos adoptivos deberá acreditarse que la resolución por la que se acordó la adopción reúne los elementos necesarios para producir efectos en España.
d) Los representados legalmente por el reagrupante, cuando sean menores de dieciocho años en el momento de la solicitud de la autorización de residencia a su favor o tengan una discapacidad.
e) Sus ascendientes en primer grado, o los de su cónyuge o pareja, cuando estén a su cargo, sean mayores de sesenta y cinco años y existan razones que justifiquen la necesidad de autorizar su residencia en España.

La renovación se puede solicitar bien durante los 60 días naturales previos a la fecha de caducidad de la tarjeta que posea el cliente, bien en los 90 días posteriores a dicha fecha de caducidad.

 Los modos de adquisición de la nacionalidad española son los siguientes:

  • Nacionalidad para españoles de origen: Los casos más habituales son los que se refieren a los nacidos de padre o madre española; los nacidos en España cuando sean hijos de padres extranjeros si, al menos uno de los padres, ha nacido en España (se exceptúan los hijos de diplomáticos); o los menores de 18 años que sean adoptados por un español. Si el adoptado es mayor de 18 años, podrá optar por la nacionalidad española de origen en el plazo de dos años a partir de la constitución de la adopción.
  • Nacionalidad por opción:Los casos más habituales son los que se refieren a aquellas personas cuyo padre o madre hubiera sido español y hubiera nacido en España; a aquellas personas que estén o hayan estado sujetos a la patria potestad de un español. (Esta posibilidad caduca cuando el interesado cumple 20 años, salvo que por su ley personal el interesado no adquiera la mayoría de edad a los 18 años, en cuyo caso el plazo será de dos años desde que adquiera la mayoría de edad); o a aquellas personas cuya adopción por españoles se produzca después de los dieciocho años de edad. (En este caso el derecho a optar existe hasta que transcurra el plazo de dos años a partir de la constitución de la adopción).
  • Nacionalidad por residencia: La pueden solicitar aquellas personas que hayan residido en España durante diez años de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición. No obstante, existen excepciones a la regla general en los que el periodo de residencia exigido se reduce ostensiblemente como, por ejemplo, en los siguientes:
    · Residencia durante 5 años:  para aquellas personas que hayan obtenido la condición de refugiado.
    · Residencia durante 2 años: para los nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí.
    · Residencia durante 1 año: Los casos más recuentes son los que se refieren a personas que hayan nacido en territorio español; a aquellas personas que no ejercieron debidamente su derecho a adquirir la nacionalidad española por opción; a aquellas personas que, en el momento de la solicitud, lleven un año casadas con un español o española y no estén separados legalmente o de hecho; a aquellas personas que sean viudos o viudas de española o español, si en el momento de la muerte del cónyuge no estaban separados, de hecho o judicialmente; o a aquellas personas nacidas fuera de España de padre o madre, (nacidos también fuera de España), abuelo o abuela, siempre que todos ellos originariamente hubieran sido españoles.

Este tipo de tarjeta la deben solicitar los familiares de ciudadano español o de otro Estado miembro de la Unión Europea, o de otro Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo o Suiza, que no ostenten la nacionalidad de uno de dichos Estados, cuando se reúnan con él o le acompañen, y vayan a residir en España por un período superior a tres meses.

Para solicitar este servicio debe ponerse en contacto con nosotros, preferiblemente por vía telefónica en el número +34 633 888 618.

Nos encargamos de estudiar su caso e interponer recursos, bien ante los Consulados Generales de España (fundamentalmente contra denegaciones de visados), bien ante los Juzgados, frente a denegaciones de asilo, de autorización de residencia o estancia, de entrada a España en el aeropuerto, de nacionalidad, etc. También interponemos recursos para la adopción de medidas cautelares urgentes, en casos de expulsión inminente del territorio nacional.

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Ir arriba